22 mayo 2006

Los imprescindibles: E

En estricto orden alfabético:


...de EASTWOOD. De Clint me gustan sus películas como actor. Como director me siento subyugada sólo por dos de ellas: Bird y Cazador blanco, corazón negro. Lamento por todos los fanáticos de Eastwood que Sin perdón no esté entre mis predilectas, pero ese ocaso del western no me atrapó ni por un momento. Me quedo con su vaquero de El jinete pálido. Es un director que se supera en cada película. Sólo que los temas, el tratamiento de sus personajes, su coqueteo con la cursilería y su machismo encubierto me exasperan. Río místico podría haberme gustado a rabiar, pero sus mujeres... en fin, no me las creo.

...de EISENSTEIN. Segundo en esta lista. Debería ser el primero de todas. Lo admiro profundamente. Él es un creador que piensa cada paso antes de filmar. Me maravilla la precisión con la que trabaja. Piensa cada encuadre en función de la totalidad: su composición, el ritmo, la combinación con la música... Y sus épicas en una Rusia revolucionaria, con la que tuvo incontables problemas, lo convierten para mí en un poseso, en un loco genial, obsesivo hasta el límite, creativo a más no poder. Un hombre que no sólo realizó cine, sino que además reflexionó sobre ese quehacer y dejó una de las teorías cinematográficas más ricas. Mis ojos, mi mente y mis sentimientos le agradecen Alexander Nevski, Iván el Terrible, Octubre... y obviamente El acorazado Potemkin, con el protagonismo colectivo y la archiconocida escena de la escalinata de Odessa compuesta in crescendo en la mesa de montaje.

...de EPSTEIN. Por la elección de los textos de Poe, lo vanguardista de su puesta en escena y el surrealismo de sus imágenes. Me encanta La Caída de la casa Usher.

...de ERICE. ¿Qué decir que no se haya dicho en este blog sobre Erice? Mucho y poco. Erice ataca mis sentimientos y mis sentidos con caricias. Su cine poético y profundo, nostálgico, casi monosilábico, me envuelve y me embruja. Mi admiración más profunda por El espíritu de la colmena (hasta el nombre es poesía pura), El sur (melancólica nostalgia) y El sol del membrillo (mirada acuciosa sobre el proceso de la vida que fluye y se intenta retener). Mis respetos, Víctor.

Mis imprescindibles de la E son pocos, pero ¡tan buenos! Seguro faltan, así que se aceptan ayudas a mi mala memoria.

Liliana Sáez

6 comentarios:

Pedro Maza dijo...

Sobre Eastwood, voy a hacer como que no he leido nada, la, la, la, la.
De Eisenstein, la craga de los templarios y la escena de la escalera de Acorazado Potemkin (no se sí lo he escrito bien) me parecen sublimes.
A los demás no los conozco demasiado, pero para eso está tu blog, para aprender un poco más de cine. Un saludo

Joaquín Llorca dijo...

La E no ha sido muy generosa con los directores (al menos occidentales). Creo que Blake Edwards es totalmente prescindible y Atom Egoyan ha hecho buenas películas pero ...

Liliana dijo...

Pedro, dime ¿qué le ven? lalalala. Te gusta Poe, así que ver cine vanguardista interpretándolo puede ser un buen plan. Y Eisenstein, sí, son palabras mayores.

Joaquín: Lo mismo pensé yo. Mis listas las voy haciendo de memoria, trato de no acudir a ninguna enciclopedia, porque quiero que realmente sean imprescindibles para mí. Por eso luego aparecen otros directores que dejé olvidados y que una vez publicada la lista, se hacen presente. Egoyan sí debería estar, con su "Exótica" y "Ararat". Fue un olvido. Y Edwards es totalmente prescindible, estoy de acuerdo contigo. Seguro seguirán apareciendo...

kuroi yume dijo...

Suscribo la lista completamente.

Aunque yo sí dejaría fuera a Egoyan. "Exótica" quizá debería volverla a ver, pero a parte de la mirada de Mia Kirshner, nada más me acercó a su historia...

Marcela Barbaro dijo...

Mis votos completos a este listado. Le haría un pequeño cambio a Einseinstein lo colocaría en primer lugar y de Eastwood sacaría Río Místico y agregaría Millon Dollar Baby.
A mis neuronas no se les ha ocurrido otros directores con E. Perdón, por no aporatr nada más.

Liliana dijo...

Yume, quizá deberías volver a verla, aunque "sobre gustos y colores..."

Marcela, sí, Eisenstein debería estar antes de la A...
Sobre "Million Dollar Baby", sigo insistiendo, "su coqueteo con la cursilería y su machismo encubierto me exasperan". Pero también, "sobre gustos y colores..."