30 agosto 2006

Les vacances de M. Jardí

Como corresponde en el hemisferio norte, esta es época de vacaciones. Y Marc se va por unos días. Antes ha dejado este texto que quiero compartir con quienes escriben y visitan Kinephilos, porque son parte de la misma familia a que hace referencia y porque nos pasa datos de blogs que vale la pena visitar.

Gracias por tus palabras, Marc. Qué disfrutes tus vacaciones y que vengas con la maleta cargada de reseñas, críticas o como quieras llamarles, que para mí siempre serán miradas muy tuyas.
¡Hasta la vuelta!

LS


LILIANA, YUME Y LA FAMILIA BLOGUERA
Marc Jardí

Hace ya poco más de un año, Yume creó un blog y me preguntó si quería participar en él. Me emocionó mucho la idea, puesto que después de leer los escritos de Bazin y el resto de Cahiers, el gusanito de la crítica tocó mi puerta. Y Yume me puso ante un espejo dándome una oportunidad preciosa.

No estoy seguro de haber escrito aún alguna crítica. Para escribir una hay que conocer todo aquello que engloba el cine. El cine contiene todas las artes y yo no domino ninguna de ellas, así que prefiero hablar de reseñas.

Los medios de comunicación y las compañías publicitarias y distribuidoras, se dedican a poner por las nubes películas con muchas carencias. También son expertos en entronizar a directores que hacen de todo excepto dirigir. Mi idea al comenzar a escribir era sabotear todo esto mientras reivindicaba a verdaderos autores, es decir, la misión principal de los cahiers. Si lo consideráis éticamente deplorable, pues vale, a lo mejor lo es.

Al poco tiempo esta idea cayó y decidí escribir sobre la película que me viniera en gana. De estreno o no, buena o mala según mi parecer, daba lo mismo. Al mismo tiempo, entendía mejor el funcionamiento de la blogosfera, sus normas y pasadizos.

Internet se creó con una intención utópica: que cada persona pudiera tener acceso a él. Hoy día esto no sucede, pero los blogs han dado oportunidad a que cualquier persona con un mínimo de interés pueda escribir lo que le plazca y de paso, compartirlo con otras personas con un mínimo de interés en leerlas.

A lo largo de este pequeño recorrido me he topado con varios blogs, unos mejores, otros no tanto. He debatido siempre de una manera amigable y he tenido atracones de conocimiento. He tenido reseñas mejores y peores, he faltado el respeto a gente y otras veces les he abierto mi corazón. Pero lo más importante, es que siempre ha sido enriquecedor, estoy aprendiendo muchísimo.

Algunos blogs se han ido, otros seguramente volverán y muchísimos se mantienen por aquí, peleando por un sitio, que no es fácil. Espero la pronta recuperación de la señorita Ice, mister Ed Harris y Aura. Los tres espacios muy buenos. También le deseo mucha suerte a super MadMax con su blog, él escribe muy bien, solo falta que termine de creérselo. Espero que sigan en la brecha los que para mí son los mejores blogs de todo la esfera: La cinefilia, Lobohombre Riera, mi camarada antártico, Empiezo a entender y Liliana de Kinephilos.

Liliana... según ella, su blog se creó a partir de una reseña mía, esto, verdadero o falso, siempre me ha ruborizado y es un enorme placer para mí poder escribir en su espacio, rodeado de tanto monstruo de la escritura. Liliana es, como Yume, entendida de todo lo que habla (el caso de Yume, en masculino).

Liliana es de los escasos y hermosos personajes de una película, ratoncita de filmoteca, ha crecido de sala en sala. Su conocimiento es abrumador. Es sin duda, la mejor.

Kinephilos es, como Tierras de cinefagia, mi segunda casa, un lugar donde me esperan familiares. Ya que en la blogosfera, todos, absolutamente todos, formamos una familia. Y familia en todo sentido, con manzanitas podridas e hijos pródigos.

Yo, antes de ponerme sentimental y ya para acabar esta pastelada del tamaño de la Sagrada Familia, comunico que me tomo unas vacaciones un tanto largas. Este escrito es para Liliana y Yume, y repito, para todos, absolutamente todos, porque joder, os merecéis un homenaje, que ya toca y pocas veces se brinda.

¡A vuestra salud!

6 comentarios:

Listo Entertainment dijo...

Muchas gracias por el piropo!

Y besos y abrazos y desde Barcelona!

Pedro Maza dijo...

Es un verdadero honor que cuentes mi blog entre los que te interesan. Leí La música del azar de Auster en el viaje. Me pareció increíble. Construir un muro para obtener la libertad, que paradoja.

Marcela Barbaro dijo...

Marc,
muy sentido como siempre. Lo de la familia suena bien y te entiendo porque al irme durante mis vacaciones de invierno extrañé a kinephilos y necesitaba re encontrarme con el cine, con la escritura, con mis dedos en el teclado y por supuesto con uds., que lo hacen tan grato y tan cálido cada vez que nos encontramos. Eso sí, nos falta el café de por medio o el mate porteño como se hace en familia.
Hasta la vuelta.
Un gran saludo.

Paola* dijo...

Marc, sigue ruborizándote si quieres porque yo soy testigo presencial... Mi mamá ha creado este blog impulsada por haber visto tus reseñas en el de Yume...Así que ya, ¡creetelo, porque es así! que has hecho algo bueno...
Que disfrutes tus merecidas vacaciones y te esperamos por acá...
1000 abrazos : )

Alex dijo...

Gracias por la (a todas luces injusta) cita a mi blog, Marc.

Como bien sugieres en tu reflexión, la crítica es un arte mayor en franca recesión. Los buenos críticos siempre fueron pocos, en la actualidad apenas alcanzar a ser un puñado.

Personalmente no me veo capacitado para ejercer la crítica, ni siquiera de un modo amateur. Así pues, me atrevo a difundir opinión en raras ocasiones, limitándome a las reseñas de las que hablas más que al analisis pormenorizado (cuestión también discutible esa de diseccionar películas como si de una autopsia se tratase, pero eso forma parte de otra discusión).

Gracias de nuevo, Marc, por el detalle.

mimismidad dijo...

Hola, Marc. Hola y adiós hasta tu vuelta. Disfruta las vacaciones, que nosotros esperaremos tu vuelta cual trasuntos de Penélope, tejiendo y destejiendo historias y artículos. Un beso.