29 diciembre 2006

Soñemos

Cuando Eduardo Galeano publicó este artículo pensé en compartirlo con la gente que me rodea. En ese entonces no tenía blog. Espero no pecar de anacrónica, pero salvo un par de párrafos, el texto sigue tan vigente como entonces.
Si lo conocían, no está de más renovar estos sueños. Si no lo conocen, es una buena punta para descubir a un autor que sigue siendo un militante con la escritura. Es sensible sin ser cursi, es intenso sin ser dramático, es inteligente sin ser ostentoso.
La imagen pertenece a mi también admirado
Frail

Mi deseo es que alguno de estos sueños se cumpla en el 2007.

¡Salud!
LS



EL DERECHO A SOÑAR

Eduardo Galeano

Ya está naciendo el nuevo milenio. No da para tomarse el asunto demasiado en serio: al fin y al cabo, el año 2001 de los cristianos es el año 1379 de los musulmanes, el 5114 de los mayas y el 5762 de los judíos.

El nuevo milenio nace un primero de enero por obra y gracia de un capricho de los senadores del imperio romano, que un buen día decidieron romper la tradición que mandaba celebrar el año nuevo en el comienzo de la primavera. Y la cuenta de los años de la era cristiana proviene de otro capricho: un buen día, el papa de Roma decidió poner fecha al nacimiento de Jesús, aunque nadie sabe cuándo nació.

El tiempo se burla de los límites que le inventamos para creernos el cuento de que él nos obedece; pero el mundo entero celebra y teme esta frontera. Una invitación al vuelo. Milenio va, milenio viene, la ocasión es propicia para que los oradores de inflamada verba peroren sobre el destino de la humanidad, y para que los voceros de la ira de Dios anuncien el fin del mundo y la reventazón general, mientras el tiempo continúa, calladito la boca, su caminata a lo largo de la eternidad y del misterio.

La verdad sea dicha, no hay quien resista: en una fecha así, por arbitraria que sea, cualquiera siente la tentación de preguntarse cómo será el tiempo que será. Y vaya uno a saber cómo será. Tenemos una única certeza: en el siglo veintiuno, si todavía estamos aquí, todos nosotros seremos gente del siglo pasado y, peor todavía, seremos gente del pasado milenio.

Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea. En 1948 y en 1976, las Naciones Unidas proclamaron extensas listas de derechos humanos; pero la inmensa mayoría de la humanidad no tiene más que el derecho de ver, oír y callar.

¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito? Vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible: el aire estará limpio de todo veneno que no venga de los miedos humanos y de las humanas pasiones; en las calles, los automóviles serán aplastados por los perros; la gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el supermercado, ni será mirada por el televisor; el televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia, y será tratado como la plancha o el lavarropas.

La gente trabajará para vivir, en lugar de vivir para trabajar; se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir nomás, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega.

En ningún país irán presos los muchachos que se niegan a cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo; los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas; los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas; los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos; los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas; la solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo; la muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes, y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero.

Nadie será considerado héroe ni tonto por hacer lo que cree justo en lugar de hacer lo que más le conviene; el mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza, y la industria militar no tendrá más remedio que declararse en quiebra.

La comida no será una mercancía, ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos; nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión; los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle; los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos.

La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla; la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla; la justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda; una mujer, negra, será presidenta de Brasil y otra mujer, negra, será presidenta de los Estados Unidos de América; una mujer india gobernará Guatemala y otra, Perú; en Argentina, las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria.

La Santa Madre Iglesia corregirá las erratas de las tablas de Moisés, y el sexto mandamiento ordenará festejar el cuerpo; la Iglesia también dictará otro mandamiento, que se le había olvidado a Dios: "Amarás a la naturaleza, de la que formas parte"; serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma; los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos son los que se desesperaron de tanto esperar y los que se perdieron de tanto buscar; seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo; la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero.

17 comentarios:

Sayury dijo...

Acabo de caer en tu espacio por casualidad y me parece que seguiré acercándome con tu permiso ya que me apasiona como a tí el cine. Espero que el 2007 nos brinde la oportunidad de cumplir nuestros sueños!


Saludos desde Rod@ndo!

Andrés David dijo...

Aprovechemos, sí, el derecho de soñar: delirante, vagabagundo y caótico devenir que nos hace más fácil el camino...

Carpe Diem / Memento Mori

Como todo derecho tiene su deber contrapuesto, entonces el de soñar tiene el de la locura...

Viva Erasmo

Se acaba el año, se hacen listas, se sueña y se enloquece. Por eso...

¡Feliz Todo!

Rolando Riveros dijo...

Salud, por esto del sensus communis llegué hasta tu orilla. Te felicito por el sortilegio y quedas invitada a participar en mi zootropo.
http://rolandoriverosvidal.blogspot.com
Un abrazo,
Rolando

Liliana dijo...

Sayuri: Bienvenida y espero que tus visitas por estos lados continúen. Será un placer tenerte con nosotros. Este fin de semana largo tendré tiempo de revisar blogs, así que me acercaré por el tuyo.
¡Felicidades!

Querido Andrés: ¡Feliz Todo!, sí... y el caos y los sueños y la locura... hay lugar para todo y más. Así que soñemos, enloquezcamos, perdámonos en no sé qué vuelos...
Me siento privilegiada, pues ya sé que el 2007 tendrá algo bueno: podré estrecharlos a ti y a Daniel en un abrazo.


Rolando: Bienvenido a kinephilos. Veo que te inspiraste y pusiste el texto de Galeano en tu blog. Así es, hay que difundirlo, a ver si más gente se contagia y con el sueño de todos hacemos algo por lo que queremos cambiar de este mundo.
Ya te comentaré en tu "casa".
¡Felicidades!

Raquel dijo...

¡Qué sería de nosotros sin nuestros sueños! Es casi imposible vivir sin sueños y esperanzas.
Feliz Año para todos. Besos

Harry Reddish dijo...

Feliz año, liliana. Todos mis mejores deseos para tí. Muchos besos

Salud!!!

José Alfredo dijo...

Bueno Liliana...Feliz Año 2007 , también.

El dia 1º de año, a las 3 de la madrugada, es decir apenas 3 horas de ese primer dia me dirigí a Alicante, por carretera secundaria, con escarcha helada, nieblas muy densas, aparte de que por esas horas ....la soledad más absoluta. En cuatro cientos kilómetros, solo me crucé con un coche que iba en la misma dirección. Mucho tiempo para recordar y pensar en la brevedad de la vida, y la de aquellos seres con la que compartes la existencia. El dia anterior, Carmen...la hermana de mi padrino Alfredo, me informaba de que acababa de fallecer. Sin apenas tiempo, y dejando de lado la Fiesta de Despedida de Año Viejo..¡¡¡Bueno Alfredo fué muy ocurrente!!!, y a buen seguro, la ironía del destino así lo quiso.


Y ahora viene lo del sacrificado viaje....!!!!Me he pillado un resfriado, aparte de un tremendo dolor de espalda...¡¡uno ya no está para éstos viajes!! Cada vez que me sueno las narices, me dá un pinchazo el lumbago,que..pará qué te cuentooo! Justo ahora, cuando escribo éstas lineas...y es que me fuí en moto. Sí en mi vieja moto con más de una veintena de años la pobre, pero que arrea cómo una fiera...y no te cuento, lo peor, y es que regresé ese mismo dia al punto de partida y casi mil kilómetros entre la ida y la vuelta. Total...que estoy derrangado! Y que me lo voy a pensar dos veces , el cojer el tren e ir calentito y viendo la TV. A todo ésto... en la zona manchega, Albacete, La Roda, Chinchilla estabamos a menos 2º y 3º Celsius bajo cero, aquí es invierno, muchas nieblas y frio, como dije, y tan densa la niebla que a las 8 de la mañana, despues de media hora de salir el sol, parece noche cerrada...¡¡si te lo diré yo!!


Bueno, saludos, y espero saber de tí..

Jose Alfredo.


PS. ¿Qué es eso de unirnos al blog?

Si lo crees indicado, puedes publicar lo que te acabo de escribir, como la vivencia de un motorista con ocasión de la última despedida a un padrino de bautizo. Me llamo Alfredo, por la gracia de mi padrino, Alfredo Marco...que en Paz descanse!

Liliana dijo...

Raquel: así es, primero soñamos, luego proyectamos y después lo vivimos. A veces se cumple, a veces, no; pero vale la pena intentarlo. Felicidades para ti.

Harry: Gracias por tus buenos deseos y los retribuyo. Un abrazo.

José Alfredo: Es tan difícil para mí imaginar un fin de año con nieve, niebla, escarcha, frío... Aquí despedimos el año con 40ºC.
Siento mucho lo de tu padrino. Estas Fiestas se prestan para darnos alegrías y tristezas, todo a la vez.
Lo de unirnos en el blog, más bien fue una invitación a compartir los sueños de Galeano, que publiqué para fin de año. Una manera de compartir con los amigos una posición frente a la vida.
Un abrazo desde este lejano Buenos Aires y bienvenido a kinephilos.

Marcela Barbaro. dijo...

Lili, permitime aprovechar la ocasión de tu mensaje y del insuperable texto de Galeano, uno de mis escritores preferidos, para extender esos deseos y esos sueños a todos los que fui conociendo en kinephilos. Felíz año para todos ustedes.
Y ojalá vayamos cambiando algo para el bien de todos.

Saludos y lavanto mi copa con uds.
Marcela.

Liliana dijo...

Esta es tu casa, Marcela. ¡Brindemos!

Juan Cosaco dijo...

Brindemos, que hoy es siempre, todavía y que todavía quedan seres como Galeano, capaces de conseguir otro mundo, el auténtico mundo de los soñadores realistas.
Salud!

Liliana dijo...

¡Salud, Juan!

Cecilia dijo...

El 2006 ha muerto.
¡Qué viva el 2007!

Liliana dijo...

¡Que viva, Cecilia!

Anónimo dijo...

Pues.... un Nuevo Año...! ..y otro año menos para la cuenta atrás...!
Y qué es al fin de todo, un año más, sí... un "milestone", una referencia en la larga carretera de nuestras vidas. Un Jalón más que cruzar, un milenio mas...un parpadeo del el ojo de Shiva!

Galeano, idealista soñador existencial, rayano en la esquizofrenia. Es otro mundo, mera utopía el descrito, realmente ¡¡Existen otros!!...pero no éstan en éste; el real, es el que todos vivimos y sentimos, y por mucho soñar, el despertar siempre llega, a pesar del Rohipnol ó el Dormodor.
El compromiso de todos y cada uno de las individualidades, que leen a Galeano, sería la coherencia con la cruda realidad, y actuar/reaccionar en consecuencia, en las áreas de influencia personal, es decir: familiares cercanos, amigos ...pero amigos/as de verdad, colegas de trabajo etc, para que convivir/compartir ésta breve existencia sea motivo de goce y disfrute, enriquecimiento afectivo y personal, seamos más generosos en el cariño y menos egoistas. Y sobre todo respeto y reconocimiento en los demás, como quiseramos que nos tratasen. Menos soberbia y más humildad con los que "creamos" diferentes, pues en el espejo de tus semejantes, tal es como nos debemos ver...!

Tantos despropósitos en el pasado, me turban y me hacen reflexionar que sólo en el amor , entrega y sacrificio por los demás, está la propia satisfacción.Sin recompensas, sólo la entrega altruista es el verdadero valor de lo ofrecido.

Feliz Año Nuevo, y perdonad por reflexionar en éste blog...en voz alta con tono pesimista...pero...¡¡¡Ánimo compadres, que viene el deshielo!!!

Alfredo-Madrid

Despezcueznarizorejamiento dijo...

Yo volví.

Vuelve el blog!...

Que buen texto...
Feliz año Liliana, y te recomiendo una película colombiana: Al final del espectro. Recién salió, la vi y me gustó, es diferente de lo demás que está en la cartelera.

Liliana dijo...

Alfredo: este es un espacio para compartir. Con esa finalidad nació este blog, así que tus comentarios son bienvenidos. Sobre lo que dices, yo tengo confianza en el ser humano (no la tengo en los gobiernos, en los que llegan al poder). Somos más los que no tenemos poder, así que sólo se trata de encontrar la manera, y en eso estamos.

Despezcueznarizorejamiento: Feliz año y bienvenido nuevamente a la blogósfera. Has regresado con todo. Todavía estoy movilizada con las imágenes de Caicedo que has subido a tu blog.

Un saludo a ambos y nos seguimos leyendo.