25 abril 2007

In Memorian

A Yanis Chimaras

Hace pocos días comentaba en mi programa radial acerca de la muerte de un excelente Músico (así, con mayúsculas) que fue vocalista de la agrupación de rock venezolana de los años 60, "Los Memphis”. Estoy refiriéndome a Charlie Spiteri…

Pues bien, este 24 de abril debo reseñar la muerte de otro amigo, Yanis Chimaras. Actor (así, con mayúsculas también), hombre dedicado a la televisión, que murió a consecuencia de la violencia que se ha desatado en nuestro país, en los últimos años, y que ya prácticamente ha desbordado toda capacidad de asombro. Fue asesinado de varias puñaladas frente a su propia hija, al tratar de impedir un acto de violencia contra una familia amiga.

Lo recuerdo cuando, por el año 1973, nos propusieron la realización de una obra de teatro con alto contenido social, que se realizaría en la ciudad de Cumaná. Como tantos otros proyectos fue abandonado, aun casi antes de ser planteado. Era “nuestra” visión cósmica de Jesucristo Superestrella… Era la versión tropical, allá en las playas de Sucre (en el oriente del país) de la obra de Tim Rice y Andrew Lloyd Weber.

Pasaron los años y nos encontrábamos esporádicamente, como cuando fuimos llamados por el cineasta Román Chalbaud y Miguel Ángel Landa, de la productora Gente de cine para actuar en la versión cinematográfica del libro "Cuatro crímenes, cuatro poderes”, escrita por el inspector Fermín Mármol León, de la policía científica, mejor conocida como PTJ. Allí se relata una serie de crímenes no resueltos, que en el argot policial se denominan “cangrejos”, porque como el conocido crustáceo, cuando camina, parece que no va avanza ni retrocede. Es más, cuando un miembro de esa policía resuelve alguno de esos casos, es premiado con el Cangrejo de Oro. Cangrejo fue el nombre de la película, que contó además con la participación (en la actuación y en la banda sonora) del grupo de rock venezolano “Arkángel”. Pues bien, allí también actuó Yanis Chimaras, quien tenía en su haber más de quince películas como actor y decenas de telenovelas.

Otras veces, nos encontrábamos, subiendo hacia la Colina, sitio donde queda Venevision, la planta de televisión donde se desempeñaba como primer actor, en la novela de Leonardo Padrón, “Ciudad bendita”, cuyo capitulo final llegó a grabar.

Chimaras era un hombre que no le temía al compromiso, fuera de la clase que fuese, y así lo encontró la muerte, ésa que todos los días sale a la calle en las ciudades, pueblos, caseríos y barriadas de nuestro pobre país, Venezuela, donde vemos, como en una mala película, que matan a decenas de personas, víctimas de una violencia que no tiene ningún propósito, salvo el de cobrar la frustración y el resentimiento social al que se nos ha llevado en estos últimos años.

Hace poco, Yanis dijo: “Si existe la reencarnación, yo muero, y de nuevo vivo, vuelvo a ser actor; creo que éste es el mejor oficio del mundo”.

¡Yanis, Príncipe, que las estrellas te guíen a donde quiera que vayas…!

Alfredo Escalante
Caracas, 24 de abril de 2007.

10 comentarios:

Liliana dijo...

Alfredo, nuestros países se están convirtiendo en no sé qué territorio salvaje.
Tu homenaje a Yanis Chimaras me toca muy de cerca, primero, porque tenía mi edad; segundo, porque es de esa tierra tan querida, Venezuela; tercero porque no puedo dejar de asociarlo al recuerdo de mis primeros días en ese país, cuando lo iba descubriendo también a través del cine y de la televisión. Yanis Chimaras era muy buen mozo, no sé si buen actor, pero seguro... que muy buen tipo.
Me ha dolido muchísimo su muerte; por él, por Venezuela y por los amigos que deja.
Muy sentido tu homenaje. Vaya desde aquí un abrazo para el amigo querido.

Liliana dijo...

Algo más... Otra vez me encuentro con la impotencia de no contar con fotografías para subir al blog. ¿Qué pasa con nuestros archivos que no digitalizan y ponen para el uso de la gran aldea las fotografías del cine latinoamericano? Me hubiera gustado ilustrar este post con un Yanis vivo, actuando, como a él le gustaba...

enigmas exPRESS / Gandica dijo...

Es impresionante como la muerte de Yanis ha impactado en la población

También tengo un recuerdo-anécdota del actor que nunca olvidaré, así que también le hice un pequeño homenaje recordatorio, a mi manera por supuesto, ya que era un persona de visiones y heterodoxias y muy leído y preparado.

Gran saludo.

Andy dijo...

Nada de un minuto.
Un largometraje de silencio para él.

me encanta el blog.

Un beso

A.-

canichu dijo...

No conozco la música de los Memphis, pero me los anoto para ver si encuentro algo por aquí, en España, aunque me parece a mí que la búsqueda en este caso va a ser por Internet, porque no sé yo si habrá reediciones aquí de sus discos.

Empiezo a Entender dijo...

Mis respetos y admiración a su trabajo. Un abrazo.

jazznoize dijo...

Como se dice por aquí, que putada.
Ánimo.

Liliana dijo...

Enigmas: gracias por tu visita, ya está el enlace a tu nota. "El callejón de la puñalada", era un sitio frecuentable cuando yo vivía en Caracas, hace unos diez años atrás.

Andy: Gracias por tu visita. He paseado por tu blog y lo que he visto me ha gustado. Te comentaré en breve.

Canichu: Tendré que preguntarle a Escalante, porque yo no los conozco, o no los recuerdo... Sí a Arkangel... el grupo fetiche de este gran comunicador que es Alfredo.

Geo: gracias por tu solidaridad.

Jazznoize: Bienvenida/o al blog. Es una pena que lo que convoque sea una nota dolorosa. Prometo visitarte.

MAREÑA dijo...

Como dice Liliana, no sé que está pasando con nuestros pueblos, el mío no se queda atrás con la violencia y lo peor, no sé si mejor, son más las almas buenas que hay en nuestros pueblos que las que hacen daño, pero la vida con estas cosas nos está diciendo algo, ¿qué? todavía no lo sé pero siempre dice algo con lo que nos sucede en el entorno.

quiets? dijo...

hoy ha sido un día en el que la primavera restallante vino cargada de muerte...la pareja de una amiga, la madre de otro, amenazados muy de cerca por la parca...ahora, de soslayo, me encuentro esta nota y sólo se me ocurre decir lo siento.