31 enero 2008

Mirar alrededor

Bajo el título Oculta en Las Vegas, los alumnos de la Fundación ph15, de Ciudad Oculta, muestran sus trabajos en la Universidad de Nevada, Las Vegas.

Con mirada ingenua o acuciosa, con la voluntad de mostrar o de observar-se, estos jóvenes habitantes de un barrio marginado, en la ciudad de Buenos Aires, han disparado sus objetivos para retratar ese rincón ignorado u olvidado de una metrópoli que crece hacia el Este, como si con ganarle espacio al río la acercara más a su admirada Europa, dándole la espalda a una amplia, interminable llanura que se extiende hacia los tres puntos cardinales restantes.



Carlos Barreto (17 años)




Israel Nieves (16 años)




Pablo Danese (19 años)


Samanta Córdoba (22 años)

Eugenio Alfonso (27 años)
Por suerte existe la voluntad de avanzar. Así, el futuro puede ser suyo, porque, como dice Fernando Solanas: "El tiempo es de aquel que desde ahora está eligiendo en medio de conflictos y dudas qué novela escribir, qué película filmar, qué proyecto propio concebir (...). El tiempo le pertenece a aquel que ahora, aún tironeado entre múltiples perspectivas, sabe que la vida no es ni la elección de un rumbo forzado ni la suma ecléctica de todas las disciplinas, sino la nutrición permanente con las fuentes vivas y no encasillables del conocimiento. Son esa suerte de ríos, de afluentes interdisciplinarios y comunicantes de la creación, misteriosos y seductores, los que nos están esperando para que los naveguemos y descubramos" (1).

La realidad les arroja motivos en cantidades y, como se ve, han sabido sacarle brillo a aquello que suele mostrarse cotidiano, restrictivo, insuficiente... Es sólo una luz en el túnel, que aunque sea pequeña, avisa dónde se encuentra la salida.

LS


(1) Entrevista realizada por Horacio González, Buenos Aires, Puntosur, 1989, p. 244.

11 comentarios:

Raúl dijo...

Las fotografías publicadas son excelentes!!!! Bravo...

marc jardí dijo...

son estas personas, las inquietas, las que al final habrán vivido.

aunque conscientes de esto, deberían obligarlo a permanecer en el inconsciente.

la mirada pura no tiene edad, se va transformando, a veces contaminando.

Marcela Barbaro dijo...

paradoja de lo real, estos jóvenes hicieron bellos retratos sobre un lugar sin brillo, casi olvidado, desprotegido. Un sitio, un limíte entre los que pertenencen o no al sistema.

Doctor Spawlding dijo...

Las fotos son increíbles. Es un placer ver como el talento llega a todas partes y se aleja de las élites.

cacho de pan dijo...

sí, las fotos son excelentes, pero ¿dónde está esta ciudad oculta?
me falta información.

Liliana dijo...

Gracias a todos por sus comentarios.
A mí la noticia me llamó la atención por dos cosas: una, que son chicos muy jóvenes y otra, que viven una realidad bastante injusta. Sin embargo, pueden descubrir en ese entorno tan necesitado de la mano de un dios, de un gobierno, de unos compatriotas..., espacio para la luz, para la creación.
Habitan una villa miseria denominada Ciudad Oculta, pero en realidad es la Villa 15, en el barrio de Villa Lugano, vecino a Mataderos.
Me recuerdan el tema de Maroa, una película venezolana de la que hablaré uno de estos días en kinephilos, porque ya veo que no son islas, sino posibilidades reales.

canichu dijo...

hola, liliana, acabo de publicar tu relato en los años 1930, es el más extenso, pro lo compartes con otra persona. espero que te guste.

g. dijo...

¿Horacio González el marido de Liliana Herrero...? Besos Liliana, me mató este post.

teceo dijo...

Liliana,

Que fuente inagotable es tu blog, siempre me maravillo de todo lo que hay... debo regresar con mucha mas frecuencia, tengo todo por aprender

Jazznoize dijo...

Necesario ese artículo.

PALA dijo...

Bella casualidad.
Mi primera pelícual en Buenos Aires: Angeles caídos, de Pablo Reyero.
Música y marginalidad.
Ahora paso por tu blog y encuentro toda esta belleza y esta realidad, las dos contundentes.
Gracias por eso, por tu bienvenida, por tu comentario.
Yo también espero conocerte muy pronto.
Un gran abrazo.