18 junio 2008

Sin palabras (por ahora)

Liliana Sáez

































8 comentarios:

Liliana dijo...

No lo tomen como una falta de respeto. Estoy escribiendo sobre esta película, pero las imágenes son más fuertes... Quizá sea ésta una manera de exorcizarlas, a ver si puedo decirles qué vi.

g. dijo...

Maravilla.

PALA dijo...

Hermosas y fuertes las imágenes.
Ya veremos la película.
Ya leeremos lo que viste y diremos lo que vimos.
Al final sabremos si podemos juntar mil palabras que valgan por una de estas imágenes.
Un abrazo.

Marcela Barbaro dijo...

Quiero verla!!!espero sus películas.
Las imagénes ya dicen mucho y son tan estéticas...

Anónimo dijo...

deslumbramiento...placer...goce visual...mùsica perfecta para cada imagen...personajes que se alojan en nuestra mente con la profundidad de sus sentimientos...Una pelicula imperdible !!!!- Esperamos tu comentario Lili y tambien la de tus amigos kinephilos, para volver a disfrutarlos.
Lala

cacho de pan dijo...

Favio es incorregible, y no sé si esto es un elogio o lo contrario. Dos seres bellísimos rodeados de esa elegancia brutal art, shabby chic, tan de moda ahora, pero heredera de su propio cine, hijo a su vez de la nouvelle vague, pasolini y tantos otros. Podría ser una publicidad de préstamos bancarios o de ropa interior de Dolce y Gabanna. Sería igual de exquisita, pero con menos mitología a cuestas. Un placer para los ojos, gracias.

Liliana dijo...

hayqueverlahayqueverlahayqueverlahayqueverla...

Doctor Spawlding dijo...

Desde luego las esenas que has puesto tienen una fuerza abrumadora. A ver com la conseguimos por estas latitudes