04 julio 2008

Buscadores del arca perdida

Liliana Sáez



Los nombres de Paula Félix Didier y Fernando Peña merecen todo mi respeto. Sigo el trabajo de ellos desde hace años y considero que no sólo los arropa la mística por el trabajo y la crítica, por la docencia y la investigación, sino también que ese trabajo que realizan y esa mística que poseen arroja resultados que son pasos gigantescos en la preservación del cine, esa pasión que me llevo conmigo desde la infancia.

El último logro conseguido por estos dos investigadores ha sido el descubrimiento de un negativo de 16mm de Metrópolis, la película que filmó Fritz Lang en 1927. Hace unos años se restauró una copia que no era la original, pero que contenía una edición como se creía la había ideado su autor.

La copia encontrada en el Museo del Cine Pablo C. Ducrós Hicken, de Buenos Aires, es una reducción de 35mm a 16mm de la versión estrenada en la Argentina en 1928. Esa versión alemana contiene escenas y secuencias que no se hallaban en la versión más conocida, que era la norteamericana, que tenía 40 minutos menos.

Es un hallazgo fundamental para el cine universal, pero hay que destacar que estos dos investigadores siguen trabajando silenciosamente en el rescate de otras películas, y que cuando logran restaurar una copia de una película argentina lo que hacen es guardar para la memoria del país una obra de arte que ninguna otra cinemateca, archivo fílmico hará. En sus manos está preservar, restaurar y rescatar nuestra cinematografía.

Mis felicitaciones a ellos, y todo, todo mi respeto.

2 comentarios:

Raúl dijo...

Es excelente la noticia!!! Ahora, a Fernando lo nombran en pocos lugares, como poco se dice de lo que tuvo que luchar para acceder a esos depósitos. Por suerte, asumió Paula y Fernando pudo ingresar. Luego, se disfrazaron de Indy...

Marcela Barbaro dijo...

Buena noticia!!. Restaurar y guardar son aportes a la cultura. Ambos merecen mis respetos. Fuí alumna de Paula y siempre me pareció una excelnete profesional.