30 diciembre 2009

Adiós Ivan Zulueta



Pensar en cinefilia es pensar en Iván Zulueta... Ese director de escasas dos películas (Un, dos, tres, escondite inglés y Arrebato) filmadas bajo el franquismo, logró ser incluido en la historia del cine español gracias a su film de culto.

Arrebato fue realizada entre amigos, con escasos recursos, pero con imágenes que, creo, no han sido superadas. Es la película que mejor representa el vampirismo que ejerce el cine sobre quienes lo consumimos; esa especie de éxtasis, a la manera de la Teresa de Jesús de Bernini, entre placentero y doloroso, que nos consume frente a imágenes que hacemos nuestras.

Iván se retiró de esta vida dejándonos cantidad de carteles, que fue su actividad ininterrumpida, y Arrebato, un precioso legado a quienes amamos el cine.

LS

2 comentarios:

Dante B. dijo...

me estás dando una mala noticia...

Conocí a Ivan en Ibiza, allá por los ochenta. También a su actor fetiche, Wilmore, juntos a él en esta fotografía. Desenfrenado no sólo en la creación, nos mostró en casa de un muy querido amigo florentino, muerto hace ya muchos años, sus cortos caseros, verdaderas obritas de arte.
No descartaba la posibilidad de encontrarlo otra vez. Iba preguntando por él a la gente de alguno de sus "ramos". El era todo un experto acumulando gente, labores, experiencias y adicciones. Me decían que seguía vivo y en su casa del país vasco, ajeno al mundanal ruido y también al cine.
Tan talentoso como mal alumno, buscador incansable de una voz única, propia, sin herencias notables, no le ha gustado el diez que se aproxima. Supongo que nunca se consideró merecedor de semejante nota... él, que con una sola película se las merecía todas las mejores.

Liliana dijo...

Sabía que caminaba por la cornisa, pero no esperaba tampoco esta noticia. Esperaba otra obra, esperaba que el cine lo rescatara... no pudo ser.